¿Qué es esto?


La vida es un cambio constante, solo queda adaptarte.



miércoles, 22 de mayo de 2013

Inmortales

Comenzaré desde el principio.
Boni y yo, siendo inmortales y decidiendo estar siempre juntos.
Foto: Walter Higueras 
Existe una canción de "Cementerio Club" llamada "Inmortales". Boni y yo la elegimos como parte de las canciones que acompañarían nuestro vídeo de matrimonio religioso en el año 2010. No analicé mucho la letra, es más, no entendía partes de ella. Me gustaba mucho la parte que dice: "...y es que somos inmortales y siempre estaremos juntos...". Y es que pienso que él y yo somos inmortales y que siempre estaremos juntos. 

Siempre he tenido la capacidad de analizar eventos y hechos. Creo firmemente que las cosas no suceden por casualidad, todo tiene un porqué en esta vida. Aprendí que de toda experiencia se aprende, mala o buena y que existe un conocimiento inherente al ser humano del cual nos valemos para saber cómo actuar en determinadas ocasiones. Ese conocimiento es parte de uno mismo, no necesitas libros para aprenderlo, pero no todos son conscientes de ello y es por eso que en el mundo hay un desequilibrio. Ese conocimiento te religa con la naturaleza, con tu esencia y te hace ser mejor persona, te perfecciona, te cura, te sana, te salva y te ayuda a salvar a otros y ayudarlos en su evolución. Existe la perfección del espíritu.

Ayer, mientras esperábamos abordar nuestro avión, Ricardo, un compañero de trabajo, me prestó un libro del cual ya había oído hablar hacía unos años. Este libro se llama "Muchas vidas, muchos maestros" de Brian Weiss. Siempre pensé en leerlo pero no había encontrado la oportunidad. Pensé que era otro de esos libros de auto ayuda o de algún vendedor de ilusiones.
Estábamos conversando acerca de cómo uno puede emprender un proyecto sin desesperarse en llegar a la meta, proponiéndose metas cortas y alcanzables para que cuando pase un tiempo, sin querer, has llegado a conseguir parte de tu meta. Creo que si te pones metas diarias, pensando en que hoy es hoy y mañana es mañana, se puede llegar lejos. Me preguntó quien me había enseñado eso y le dije que yo misma lo había aprendido. Comenzamos entonces a hablar acerca del conocimiento y refirió el libro de Brian Weiss, el cual tenía en su maletín y me lo dió para que lo lea en el avión de regreso a Lima.

Empecé a leer el libro ávidamente y fui encontrando muchas cosas que había leído en otros libros o eran parte del conocimiento del cual hablo líneas arriba. Este libro trata acerca de la experiencia única del psiquiatra Brian Weiss al realizar una terapia de hipnosis a una paciente, donde fue descubriendo mediante regresiones que tuvo otras vidas anteriores y cuales fueron los motivos de sus traumas actuales, pudiendo sanarla en esta vida. En el ínterin, ella fue "medium" de los "maestros", espíritus guías y más evolucionados que se encuentran en el plano espiritual, quienes a través de ella le fueron dando una serie de enseñanzas al psiquiatra. 
Al finalizar el capítulo 11, había escrita una frase que llamó mi atención: "...Somos inmortales. Siempre estaremos juntos...". En resumen, todos nos reencarnamos y vivimos infinitas vidas y vamos evolucionando en cada una de ellas y por eso somos inmortales, nunca morimos. En esa serie de reencarnaciones, nos encontramos con nuestros seres queridos en nuestras diversas vidas, pero con diferentes papeles, por eso siempre estaremos juntos. Recordé inmediatamente la canción de "Cementerio Club" y puedo estar casi segura que Pepe Arbulú ha leído este libro. De pronto la canción comenzó a tener sentido.

Hola, nos volvemos a encontrar,
dime, tienes algo que contar
y es que el tiempo ha curado,  las heridas del pasado...

...sabes que el mundo no tiene fin,
llegas para volverte a ir
y es que somos inmortales
y siempre estaremos juntos
ya no debemos morir...

...yo siento que me vuelvo a enamorar, cuando tus manos soledad...

...pronto habrá otra vez que partir, donde nunca nadie  quiere ir,
y es que somos vagabundos, no tenemos ningún rumbo,
sólo sabemos vivir,

...ahora se que me vuelvo a enamorar, eterna compañera soledad...

...cuantas veces debemos morir...

No me equivoqué en elegirla para nosotros. Ya desde que leí "La Ley del Amor" de Laura Esquivel, creí que había un pedazo de mi alma regado por el mundo y que algún día nos reencontraríamos. Ahora que estamos juntos, me pongo a pensar cómo habremos sido en vidas pasadas, de repente él fue mi madre o mi esposo. Pienso en mi hija y seguro ella estuvo conmigo, dándome todo su amor que ahora en esta vida yo le devolveré. Porque de ahí viene el karma. Lo que hiciste en una vida pasada, te lo devuelven en esta. Aprendes de vida en vida y te perfeccionas.


Hoy por la mañana, ya en la oficina, enciendo la radio y escucho "Inmortales", canción poco emitida por las emisoras locales, pero emitida esta vez para mí. Abrí mi blog. Se cerró el círculo.
Nada ocurre porque si.



                                                             
               

5 comentarios:

  1. ayy me dieron ganas de llorar!!! cuantas señales de pronto no? que loco!! a mi me encanta cuando puedo reconocer a ciertos personajes en cosas que veo o leo... como cuando leí El Lobo Estepario en la época que recién conocía a mostro y sentía que lo estaban describiendo... claro, siempre esperé que al final no me mate como en el libro... pero alucinante al fin! Me gustó el post de hoy :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks! Siempre hay que estar atento a las señales. Es lindo cuando la vida te da guiños :)

      Eliminar
  2. Oh waw. Qué lindo post. NECESITO ese buch. Yo siempre me apuro a todo y pienso que todo tiene que ser YA YA!

    ResponderEliminar
  3. No lo había leídooooo........... tienes mucha razón cuando dices que la vida te da las señales, y muuuchas veces no estamos atentos a verlas y dejamos pasar taaaantas cosas, abriré más los ojos a partir de hoy. Beso

    ResponderEliminar